Kia eSoul, futuro ecoeléctrico.

¡Lo confieso ! Cuando me propusieron desde Compostela Concesionario hacer la auditoria de producto del Kia eSoul (100% eléctrico) era bastante escéptico respecto los eléctricos. Tras probarlo os puedo decir que tengo “el furor del converso”. Me ha sorprendido muy gratamente y estoy convencido que puede ser una alternativa de movilidad muy valida para la gran mayoría de los usuarios. Pero vamos por partes ya que cuando hago una auditoria no solo evalúo el coche, también hago una ruta gastroturística que os va a encantar. Y se me olvidaba, lo ecológico no esta reñido con las prestaciones ya que bajo el pie derecho tengo disponibles 204 CV y 39,5 Nm de par.

Tenía planeado con dos de los integrantes del grupo RuRes un fin de semana gastronómico por Arousa y cuando me ofrecieron que nos llevase el Kia eSoul 100% eléctrico se produjo la cuadratura del circulo. Tres auditores de calidad contrastada podríamos confrontar nuestras impresiones sobre el vehículo.

Partimos de una carrocería tipo SUV de 4.195mm de largo, 1605mm de ancho y unos respetables 1.800mm de altura. ¿Que significa esto? Tenemos un habitáculo muy cuadrado y con una excelente habitabilidad. Amplias plazas delanteras con unos asientos de cuero calefactados y ventilados con numerosas regulaciones eléctricas en el acabado Emotion, el mas alto de los tres disponibles objeto de esta auditoría.

El espacio en las plazas traseras es perfecto para dos personas e incluso tres si se llevan bien entre ellas. El suelo trasero es bastante plano y la ausencia de túnel de transmisión. En las plazas traseras la banqueta peca de ser un poco corta pero hay a quien le gusta mas así. Una persona alta ira muy cómoda en la parte trasera gracias a la altura disponibles y el espacio para los pies.

El maletero cubica unos justos 315 litros y viene repartido en dos niveles con mas altura que profundidad. Un primer nivel a ras con la puerta y con un umbral de carga muy bajo donde acomodamos nuestro equipaje y enseres para el fin de semana a lo loco que íbamos a disfrutar. Y un segundo nivel donde van los cables de recarga y podemos almacenar mas enseres. Podéis ver en la foto como iba con el equipaje para tres personas un fin de semana. Un poco escaso el cubicaje con respecto al tamaño total del coche, servidumbres de la buena habitabilidad para los pasajeros.

Tras recoger el coche y familiarizarnos con sus mandos ya que hay cambiar el chip de la conduccion tradicional, (no hay embrague, no hay palanca de cambios) partimos hacia el Salnés con una autonomía de 397 km aunque el máximo tras recargar su batería de 65 Kwh es de 452 km. Salpicadero con buenos ajustes, buenos materiales, pantalla digital en vez de los clásicos relojes, un HUD prestado de los cazas donde visualizamos la velocidad y el limite máximo de la vía sin apartar la vista de la carretera. Sumamos una pantalla central de 10,25” con navegador, android auto, carplay y demás arsenal tecnológico como el espectacular sistema de sonido Harman Kardon donde pusimos cosas como el Poison de Alice Cooper a todo trapo. La ergonomía bastante buena salvo que subas mucho el asiento y entonces perderás la perspectiva del visor HUD y la botonera que queda en el salpicadero a la izquierda.

La canícula apretaba y había sed así que hicimos la primera parada en Casa Javier en O Faramello, donde disfrutamos de un refrigerio a la sombra que acompañaron con una de sus generosas tapas de cortesía. Lomo con cebolla y pimientos fritos sobre un rico pan casero.

Desde ahí analizamos la silueta del coche con calma, un precioso frontal que nos pareció muy acertado y una trasera mas peculiar que gana enteros de noche con las luces encendidas. Buena distancia entre ejes lo que cual da un excelente aplomo en vías rápidas y unas generosas ruedas 215/55 en llanta 17” calzadas con unos neumáticos Nexen que a pesar de ser “eco” cumplieron en la prueba y solo los hicimos chillar en alguna curva 😉

Una cosa que nos sorprendió al arrancar el coche de nuevo es su buen aislamiento térmico. A pesar de estar estacionado al sol la temperatura interior no era alta y el sistema de climatizacion es bastante competente sumado a la ventilación de los asientos hacen muy agradable los viajes al sol. A nivel sonoro también es muy cómodo, el único ruido que escucharemos es el rumor de los neumáticos y nada más. De hecho tiene un sistema que debemos activar en ciudad para que emita un zumbido para alertar a los viandantes de nuestra presencia.

Hicimos la primera para de nuestro viaje en Bamio, la primera playa de Arousa. Presenta un conjunto arquitectónico muy particular. En primer lugar nos encontramos con un campanario que formaba parte del sistema de alerta contra las incursiones normandas y berberiscas. Hay varios por Arousa que cuando avistaban a los invasores hacían tañir las campanas hasta llegar a las Torres del Oeste donde se encontraba una guarnición de soldados. Es de destacar el conjunto del cruceiro, casa rectoral en proceso de restauración y su iglesia a pie de playa. La playa es una concha de arena fina cerrada en su extremo por un cruceiro chantado sobre una piedra a pie de ría. Los atardeceres desde allí son espectaculares. En el momento de la fotos la marea estaba baja, es lo que tiene ser atlánticos.

Fuimos probando los modos de conducción, ECO +, ECO, Normal y Sport, el primero de los modos era el más conservador limitando la respuesta del motor y por tanto el consumo. El ultimo es el mas deportivo y cambia el cuadro a unos colores rojos. La respuesta al acelerador es fulgurante ya que disponemos de los 39,5 Nm de par desde el primer momento, la aceleración de 0-100 km en unos respetables 7,9 sg. En la vía rápida de Carril que tiene buena pendiente, con tres personas y equipaje le di un pisotón al acelerador tras “dejar morir” el coche y la respuesta fue espectacular. ¡Ya le gustaría recuperar así a algún TDI de campanillas! El comportamiento sorprende para ser un SUV, gira bastante plano y disimula muy bien las inercias pero no estamos ante un deportivo ni lo pretende ser.

Era hora de comer y paramos en uno de mis “furanchos” preferidos, la Casa de Comidas Rey Abal. Donde sus platos estrellas son las zamburiñas al vapor y la espectacular caldeirada de rape y mariscos, todo ello regado con el rico albariño de Evaristo. Volvimos al coche y como comentábamos antes a pesar de estar al sol no estaba muy caliente por dentro.

En el volante del coche hay dos levas pero no son para cambiar marchas. Es para regular el freno motor, podemos utilizar esa frenada regenerativa para recargar la batería en vez de los frenos tradicionales. Dependiendo del modo de conducción ya ajusta el coche el nivel de regeneración, mas conservador en ECO+ y menos en Sport. Si bien podemos modificarlo con las levas logrando una conducción mas eficiente, por ejemplo en una cuesta prolongada. En la pantalla veremos el nivel de recarga conseguido y al final te lo tomas como un juego a ver si consigues alargar mas la autonomía.

Después de comer como marqueses nos fuimos a la playa y que mejor idea que irnos a una isla, la isla de Arousa. Un verdadero paraíso para los amantes del mar. Tras cruzar el puente que la mantuvo aislada hasta 1985 nos fuimos a remojar a la zona de Cabodeiro, dejamos el coche en su muelle. Y nos dimos un chapuzon en aguas cristalinas entre las embarcaciones tradicionales de la zona que me hizo olvidar de todo el estrés acumulado por estos meses de duro trabajo.

El coche dispone de ayudas para el aparcamiento como su cámara trasera apoyada por los sensores delanteros que facilitan la maniobra ayudados por una dirección muy suave en parado. También dispone de sensores de angulo muerto cuando se nos aproximan fuera del campo de visión de sus amplios retrovisores, muy útil en entornos urbanos. Otras ayudas no menos importantes son el asistente de cambio de carril que vigila que no te salgas girando levemente el volante o el detector de fatiga del conductor. Mención especial para el control de crucero adaptativo, en el típico atasco de salida de la isla el coche hizo solo el recorrido, regulaba la distancia con el coche de delante para evitar los choques con alcance. El coche hizo todo el solo, con lo cual disminuyo nuestro nivel de estrés y fatiga.

Era hora de cenar y nos dirigimos a la zona de Cobas, a la “milla de oro de los furanchos”. Pusimos a prueba las cualidades dinámicas del coche por carreteras secundarias entre viñedos y pazos de noble piedra. El coche tiene un comportamiento noble y a pesar de sus 1682 kg de peso no se notaban las inercias de manera apreciable. La suspensión tiene un buen compromiso entre confort y deportividad pero no es un coche para ir “de tramo” pero si se puede ir rápido, muy rápido aunque su velocidad máxima sean 167 km/h. Hice alguna perrería como entrar fuerte en una rotonda y levantar el pie, en ningún momento mostró un mal modo, tiene suspensión trasera independiente y eso se nota. En vías rápidas el aplomo es muy bueno y podemos devorar kilómetros con el control de crucero de manera pasmosa, en ese entorno os recomiendo no pasar de 120 km/h ya que la aerodinámica no ayuda y se aumenta el consumo de batería bastante por no hablar de los radares. Eso sí, en la salida de algún peaje podéis dejar planchado a mas de un “cani” con su TDI en aceleración y sin humos ni ruidos.

Cenamos en O Muiño da Conda, un antiguo molino restaurado y que dispone de una romántica terraza en la que disfrutar de buena compañía en las noches de verano, lastima que fuera acompañado de mis amigos de RuRes y no son muy cariñosos lo cual agradezco. Afortunadamente vino a tomar el café Rocío, una buena amiga de la zona y alargamos las velada hasta bien entrada la noche. Disfrutamos de unas clásicas raciones de calamares, richada y pimientos de Padrón acompañados de albariño de la casa, este vino era un poco ácido de más para nuestro gusto. Rematamos con unos ricos postres como la tarta de queso o el flan de café.

Volvimos en la noche con total seguridad que nos ofrecen sus faros full led y pudimos ver con otra cara la trasera iluminada que me recordaba la mirada de algún diablo nocturno y es que con 204 CV y esa pinta de inofensivo SUV es un lobo con piel de cordero.

Al día siguiente nos levantamos con un precioso día de sol y decidimos perdernos por A Lanzada y O Grove. El ordenador del coche nos mostraba que pese a haber recorrido 100 km habíamos gastado 75 km de autonomía, milagros de la tecnología de regeneración y una conducción eficiente.

Nos perdimos por la zona de Adro Vello donde hay encantadoras calas rodeadas de vegetación y donde pudimos comprobar las bondades de la carrocería SUV y su cómoda suspensión por pistas de tierra un poco rotas. Incluso sudamos un poco al meternos por alguna pista poco mas ancha que el coche y rezando para que no viniese nadie de frente…riesgos de la exploración.

Y por fin llegamos a uno de los lugares mas bonitos de toda la península de O Grove, Con Negro. Una hermosa playa dominada por una formación granítica que le da su nombre. El acceso final es por una pista de tierra donde otra vez la carrocería SUV mostró sus virtudes sin despeinarse. Se de alguna que no se atrevería a meter su coche por esas pistas…jeje.

El motor es una pequeña joya de ingeniería, esa pequeña caja que veis ahí genera 204 CV con un par de 39,5 Nm. Como podréis observar ocupa muy poco en el vano motor ademas de ir bastante bajo con lo cual conseguimos un centro de gravedad muy bajo sumado a las baterías en el piso. Esto hace que el comportamiento sea muy sano y predecible en todo momento. Las baterías tienen una capacidad de 65 kwh con lo cual se consiguen mas de 450 km de autonomía. ¿Que significa esto? Que para un usuario normal una recarga semanal daría para toda una semana de uso. Una recarga con un cargador rápido en menos de tres horas estaría a tope de carga y para el 80% de carga una media hora aproximadamente. En un cargador lento con unas seis horas estaría totalmente cargado con lo cual dejándolo el viernes por la noche nos daría autonomía suficiente para un fin de semana a lo loco. Tened en cuenta que en conducción eficiente recargaríamos autonomía y conseguiríamos alargar autonomía. En nuestro caso partimos de 397 km y recorrimos mas de 250 kilómetros, quedándole al menos otros 250 kilómetros de autonomía con tres personas y equipaje.

Tras perdernos por el Grove tocaba repostar, nosotros, el coche no. Y que mejor lugar para finalizar este fin de semana que en la capital del albariño, la señorial Cambados y disfrutar de los fogones de Carlos en A Taberna do Trasno.

Uno de los mejores restaurantes de Galicia a nuestro entender donde se fusiona el producto local con toques orientales o sudamericanos. Empezamos con un Sashimi de pez mantequilla que estaba espectacular, seguimos con un correcto Cebiche de pez limón que no estaba muy ácido. Abandonamos la cocina exótica para seguir con una propuesta mas tradicional como una deliciosa xarda ahumada y acabamos llorando de emoción con un bonito con tomate ecológico como el Kia eSoul que nos dejo sin palabras. Y estas cosas hay que cerrarlas con un dulce como el semifrío de caramelo con flan de café que nos encanto a todos los comensales. Estando por el Salnés lo maridados con un albariño monovarietal de Santiago Roma, muy fresco, equilibrado y con un excelente paso en boca. Simplemente perfecto.

Tras la sobremesa volvimos a la isla de Arousa a darnos el penúltimo chapuzon y luego la vuelta a casa con cara de satisfacción por todo lo disfrutado en este intenso fin de semana, buenos amigos, bonitos paisajes, hermosas playas y un coche del futuro que ya es presente. Con 204 CV y un gasto según del ordenador de 13,1 Kwh/100 km y teniendo en cuenta que el precio del kw ronda los 12 cts pues echad cuentas…1,57€ los 100 km. Y si teneis una tarifa reducida el precio puede ser inferior todavía. Ademas tenemos otras ventajas como la ausencia de ruidos, de olores a combustible, vibraciones, menor mantenimiento, mayor fiabilidad al tener menos componentes móviles, automático que se maneja con una rueda con cuatro posiciones, P, N, D y R.

No nos olvidamos de su arsenal tecnológico con su plétora de ayudas a la conducción como el control de carril o el imprescindible control de crucero adaptativo para moverse en los atascos de la gran urbe, su espacio natural. Y no me quiero olvidar de la app UVO para movil que nos permite interactuar con el coche programando el encendido de calefacción o aire acondicionado antes de llegar al coche o incluso que nos diga donde lo hemos estacionado.

El sistema de sonido es magnifico y de noche se iluminan las puertas al son de la musica con diferentes colores suaves consiguiendo un ambiente muy agradable y aproveche para torturar a mis socios con la versión de The Sign de la Sinfónica de Berlín con arreglos de Alex Christensen y cantada por Natasha Bedingfield que bien puede definir nuestro estado de animo durante la auditoria:

I saw the sign and it opened up my eyes
I saw the sign
life is demanding without understanding
I saw the sign and it opened up my eyes
I saw the sign
no one’s gonna drag you up
to get into the light where you belong
but where do you belong

Efectivamente, he visto la señal y puede que el futuro sea electrico por comodidad, economía de uso, ecología, prestaciones. Y hablando de economía, su precio de tarifa de esta versíon Emotion es de 40.732€, a esto habria que descontarle las promociones y ayudas del gobierno para hacerlo más asequible. Así solo te preocuparas de parar en las gasolineras para ir al baño a «mandar un fax» o comprar una botella de agua y solo miraras los postes donde indica el precio del combustible para esbozar una sonrisa de complicidad.

Responder a Ely Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *