Noches de Alhambra

Hace unos días recibí una misteriosa invitación por parte de Cervezas Alhambra del Grupo San Miguel Mahou, tenía que presentarme en la céntrica Plaza de Orense de A Coruña, donde me recogería un bus para una cena en un lugar con encanto guiada por un chef galardonado con la estrella que otorga cierta marca de ruedas. Suena bien, ¿no? Me gustan las citas misteriosas. Algún día os contare una cita sorpresa muy elegante en cierta villa medieval, pero eso ya es otra historía 😉 

Llegados al punto del “Rendez – Vous IV” nos estaba esperando el autobús. Era un bus moderno y por tanto descarte que hicieran como en las excursiones del Imserso que meten un montón de viejos en un bus mas viejo todavía y los tiran por un barranco. Últimamente tengo que andar con mil ojos entre los drones americanos que me vigilan y una propuesta que circula por ahí de subirme a una catapulta y lanzarme cual avión desde la cubierta de un portaaviones pero sin avión como un  Tom Cruise de garrafón en Top Gun.

En el bus iba acompañado de gente maja como María Pérez de Desayuna Coruña, Sonia Ramírez de Coruña In (que siempre me saluda 😉 ) y el instagramer @Igabunny Christian Vázquez . Según iba tomando rumbo el autobús se iban haciendo quinielas de hacia donde íbamos y quien iba ser el chef, al abandonar la carretera del aeropuerto descartamos la opción de que nos subieran en un avión y nos llevaran a Granada al Albahicin a cenar con vistas a la Alhambra. Hasta que camino de Sada el bus se metió por una pista de cabras hasta llegar a una antigua nave de una carpintería reciclada para hacer eventos, La Fabrica de la Imagen.

En el pequeño jardín de entrada habían puesto un stand y diversas mesas altas donde empezamos a degustar una Alhambra especial mientras comenzabamos a picotear los entrantes justo en ese momento que  la tarde cedía su paso a la magia de la noche. El primer entrante fue “La cereza que cayó del árbol”, una deliciosa cereza rellena de foie que es uno de los platos estrella de cierto cocinero…deliciosa. El bueno de Paco no estuvo atento y por desgracia se quedo sin probarla, le vimos soltar hasta una lagrimita de pena.

Seguimos con otra cosa muy curiosa, aceitunas esféricas. Una bola que parecía una aceituna, sabia a aceituna pero no era una aceituna. Cuando la metías en la boca y la presionabas suavemente con la lengua estallaba con ese sabor característico de las aceitunas. La foto no es mía, me la envió organización.

El mini taco de ensalada César con un toque de queso que le quedaba muy bien.

Y el ultimo de los entrantes un riquísima navaja con crema ahumada y esferificaciones de jalapeño y escabeche. Me sorprendio muy gratamente la armonía de sabores. El ahumado de la crema sustituía al ahumado de la tradicional preparación a la plancha.

Tras los entrantes pasamos al interior de la nave donde se habían dispuesto unas mesas primorosamente decoradas con velas y tapadas con unas velas a modo de toldo. Todo rodeado de diversas referencias marineras como una exposición de fotos de Luis Carré llamada “Gates to Freedom” sobre el mar cortesía de la Galería Atlántica. También pudimos observar en vivo y en directo el trabajo de esas artesanas del mar nunca bien reconocidas como las rederas del encantador pueblo mejillonero de Lorbé que con mayor velocidad en sus manos que un croupier de Las Vegas tejen las redes. Todo en un entorno entre penumbras que le daba cierta elegancia al evento pero deslucía las fotos. Y de fondo la elegante musica de un trío tocando soft jazz…¡sugerente!

Y por fin se desvelo la sorpresa, Julio Cerezo,sumiller de Alhambra nos develo que nuestro cocinero de gala iba a ser Luis Veira del coruñes Arbore da Veira. (Foto cortesía de la organización). 

Tras lo cual nos fueron presentando sus propuestas maridadas con sus cervezas. Empezamos con la Alhambra Reserva 1925, una extra lager al estilo Pilsen de Bohemia de baja fermentación y con 6,4º de sabor intenso, amargor medio y muy refrescante. 

Empezamos con delicioso “Bonito tú” que eran dados de bonito poco hechos con ligero toque de aceite de sésamo que hicieron las delicias de propios y extraños. Simplemente perfecto. 

Estábamos en Sada, puerto legendario por sus sardinas, y como homenaje Luis nos propuso una “Sardina con steak tartar” sobre una cama de arroz. 

Cambiamos de tercio y cerveza, nos pasamos a algo mas fuerte. Alhambra Reserva Roja, una cerveza extra tipo Bock y con 7,2º. De tonos rojizos donde se pueden apreciar notas más tostadas y mucha potencia. Aquí podéis comparar las dos cervezas, a la izquierda la 1925 y la Roja a la derecha. 

Maridamos con un plato muy sorprendente y que debes probar aunque no te gusten los ingredientes. “Anguila, guisantes y plancton” diferente y con texturas y sabores que no te esperas. 

Otro plato que me encanto fue el “Mollete de gallo (ave) asado con percebes y minchas”, un mar y tierra con todas las letras. Con una salsa que estaba increíble en la que moje y remoje el delicioso pan hecho con Alhambra Reserva Roja que también fue muy alabado por critica y público. 

Llegan los postres, hubo varios para regocijo de este humilde goloso.. Un ceviche, si si, habéis leído bien un ceviche de postre a base de manzana verde y con ese toque de lima con su leche de tigre originalmente servida en una vintage botella de gaseosa. Me dejo desconcertado pero para bien. Me encanta romper esquemas. 

Vino la bola de oro, un bombón relleno que al meterlo en boca soltaba diversos sabores en capas como maracuya, mango, notas cítricas en etapas. Comía una docena de ellos si me los dieran. 

Por ultimo como “bonus track” un pastel de zanahoria con pop de chocolate para dejarnos con un grato sabor de boca en la despedida. Tras lo cual volvimos en el bus de vuelta a Coruña comentando las mejores jugadas del partido y alguno que otro echando una cabezada ya que pasaba de la una de la mañana. 

En resumen la iniciativa #NochesAlhambra me ha encantado. Una propuesta mediante la cual dan conocer los maridajes de sus cervezas en entornos singulares con maestros de la cocina de primer nivel y se le sumamos la compañía de buenos amigos la experiencia ya hemos logrado la cuadratura del circulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *