Don Garfo, Guarda. Portugal.

Price:
30€

Reviewed by:
Rating:
4
On 25 agosto, 2017
Last modified:26 agosto, 2017

Summary:

Un excelente restaurante en Guarda, Portugal que nos pareció muy interesante por su cocina tradicional y su otra propuesta un punto mas evolucionada.

Portugal me fascina, sus gentes, sus paisajes, su comida, sus vinos …Siempre encuentro sitios donde comer como un “maharaja” y a precios muy razonables. En este caso vamos a hablar de un restaurante de nivel donde es posible comer en un entorno muy cuidado unos platos de calidad. Situado en una casa en la villa de Guarda encontramos a Don Garfo, en sus bajos esta habilitado el restaurante con unas amplias cristaleras y con una decoración que se sale de lo habitual. Se nota que han querido dar un aire distinto al típico restaurante tradicional cosa que también intentan en su cocina, sobre gustos ya no entro ya que eso es personal de cada uno.

En su carta tiene dos aspectos, por un lado la cocina tradicional de toda la vida y también el mismo plato con un punto de evolución o modernidad con elementos como especias orientales o similares.

En primer lugar nos ofrecieron un delicioso aceite de oliva con pan para mojar mientras entreteníamos la espera (2€) Por prudencia decidimos parar en el lujurioso acto de mojar pan en aceite ya que había mucho más que comer pero con ese pan y aceite ya iba yo cenado. Lamentablemente la foto del aceite quedo muy mal debido a que era de noche y la iluminación no era la mejor para las fotos.

De entrante escogimos un plato muy curioso y que nos impresiono muy gratamente, hojaldre de queso de cabra con miel y nueces (6,90€). Un hojaldre caliente relleno de un delicioso queso de cabra y rebozado en una capa de suave miel. La masa del hojaldre era fina pero con una excelente textura. Nada que ver con esos hojaldres resesos que ponen en algunos sitios.

De plato fuerte nos tiramos a los pescados tanto en la preparación tradicional como en la de arte como le llamaban ellos. Un salmón con corteza de miel, piñones y naranja aceitada (15,90€) El salmón estaba en su punto y la miel le daba un punto muy original al pescado. La guarnición que acompañaba el plato como el puré y la naranja que podrían parecer extraños compañeros al final casaban muy bien. El compañero que disfruto de este plato no le encontró ningún pero.

El atún fresco con verduras salteadas y salsa miso (16,90€) era otro de los platos de arte y que también estaba muy rico. Un taco de atún muy jugoso en una delicada salsa miso de origen oriental que redondeaba el plato. Acompañaba el plato una menestra de honestas verduras sin más adornos.

Y en la parte tradicional seguimos con un clásico bistec de atún con cebolla y puré (15,90€). El taco de atún muy jugoso como en el plato anterior y la cebolla encima que le aportaba ese toque dulce tan característico. Me gusto mucho el punto logrado a la cebolla, estando muy tierna y suave. Des de luego un acierto este plato.

Toda cena que se precie debe acabar con una buena sobremesa y nos sorprendió que en la carta hubiera postres “relativamente” sencillos. Un mimiño de fresas con reduccion de vino de Oporto y helado de vainilla (5,90€).

Un poquito mas elaborado y especialidad de la casa, las fresas con sabayon de champagne (6,90€). El sabayon es una crema a base de yema de huevo y vino, en este caso champagne, que podriamos emparentar con nuestras clásicas natillas.

Hablemos de vinos, hacia calor y nos apetecía un vino fresco como este Cadão 2015 (12€) de la D.O. Douro. Un coupage de varias cepas tradicionales portuguesas como la Gouveia, viosinho, Rabigato y Codega de Larinho. Afrutado, muy goloso con notas minerales y con recuerdos de madera. Perfecto maridaje para los platos que escogimos como los pescados y las verduras a la plancha.

Don Garfo en Guarda es una grata sorpresa para el paladar ya que sus propuestas jugaban con la cocina tradicional portuguesa y con un punto de evolución dentro de un entorno decorado de manera un poco mas aparente. A pesar de que su precio es superior a la media en el país vecino si merece la pena por la calidad de los platos probados. Una opción más a tener en cuenta por si os dais una vuelta por allí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *