Izakaya Markesa. Santiago de Compostela.

Por desgracia muchos hosteleros no sienten pasión por lo que hacen y lo mismo les da abrir un restaurante que una ferretería, por eso da gusto encontrarse con gente como los responsables de Izakaya Markesa. Profesionales que apuestan por algo distinto al raxo, tortilla y calamares y que eles gusta sorprender a la clientela con variaciones de carta cada poco tiempo.

Izakaya Markesa es un proyecto capitaneado por gente joven y con muchas en el mundo de la hostelería que apuestan por un concepto relativamente novedoso en Galicia como un restaurante japoperuano con base en la cocina Nikkei aunque están abiertos a otras influencias como la cocina gallega como es obvio. Cumplían un año en mi querida Santiago y en un lugar con mucho encanto como la Costa de Santo Domingo y para celebrarlo nos invitaron a unos aficionados a la gastronomía a conocer su forma de trabajar.

De entrada Sebas nos contó su visión de lo que quería hacer con el continente, la reforma estética que le habían hecho apostando por la piedra del lugar y también del cambio del contenido donde como buen apasionado de la cocina oriental pero con ese toque peruano y con la ayuda de Tomas en los fogones presenta una cocina distinta y exótica para los gustos gallegos. Quedaos con el concepto cocina Nikkei. El nombre de Izakaya significa lugar donde se vende sake o sea un “furancho” japones.

El local es muy agradable con las antiguas paredes de piedra y madera en algunos elementos decorativos y de detalles como las piletas del baño con concha de ostras gigantes.

Sebas y Tomas nos tenían preparado un delicioso menú degustacion que nos gusto a todos. Sencilla y elegante presentacion del menú a los comensales.

Empezamos con los Kaiseki, aperitivos en japones, servidos en una bandeja de madera al estilo tradicional del Japón. En ella había Kobuzimi nigiri de corvina; Ebi gunkan con langostino y ali olí de ají amarillo con ajo asado; Horta gomae con judías, tirabeques, edamae y quinoa frita, Ceviche Nikkei de navaja y mejillones y por ultimo Causa frita con pularda de Vila de Cruces con mayonesa de Padrón, aguacate y togarashi. Unos petiscos distintos y repletos de sabor para empezar la velada. Por cierto, en cocina hay una autentica sushiwoman japonesa, Sachiko, espero haberlo escrito bien.

Vamos con Ryouri, cocina, y lo primero fue un mini bocadillo de tempura de merluza. La presentación era excelente y el sabor muy bueno. Apto incluso para aquellos que no les gusta el pescado. Una excelente idea si vais con niños. Llevaba una juliana de repollo, chlalaquita y salsa tari.

Seguimos con pescados y la tan de moda caballa a llama, con espuma de patata -ají, cebolla encurtida en umeboshi, tomate y brotes.

Aquí cambiamos de tercio y para limpiar el paladar nos sirvieron un sorbete en un original formato.

Vamos con las carnes y aquí me sorprendió la papada marinada en teriyaki – anís con boniato frito. La papad era de cerdo ibérico y no se hacia grasienta como pasa en algunos casos. Excelente textura y sabor. No me lo esperaba.

Uno de sus platos estrella y que os recomiendo es “O Noso Ramen” con tocino entreverado, pasta artesana que les hace una obradora local, huevo de codorniz, alga nori, verduras y que se remata con un caldo champon por encima. Excelente.

Las sobremesas o Dezato fueron un melón osmotizado en chica morada-sake-sour con panela y ralladura de cítricos.

Y por ultimo el postre más goloso para mi gusto, Waralli – galleta de queso gallego, con crema pastelera de yuzu, espuma de toffee de cana de azúcar, ganache de lúcuma y garrapiñados.

La bodega del local consta de referencias de pequeñas bodegas y también como novedad una interesante selección de cervezas artesanas para maridar con sus interesantes propuestas.

Al acabar la degustacion disfrutamos un poco de la fiesta montada en la terraza en una placentera tarde santiaguesa en un marco incomparable.

Agradecer a todo el equipo su amable invitación y desearles la mejor de las suertes en este proyecto que se sale de lo común en la restauración santiaguesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *