Casa do Rouco, Vilalba. Lugo. Nota 4/10.

 

Nos habian comentado de un lugar en Lugo donde se comia buena carne y hacia alli partimos raudos y veloces. Tras un periplo por diversas pistas  conseguimos llegar a Casa do Rouco. Este establecimiento es  una casa de turismo rural que tambien tiene comedor abierto al público. Una vez llegas a la casa ves que aun estan en obras y da una imagen un poco rara pero es perdonable. Hay otras cosas peores que tienen que mejorar.casa do roucoPara entrar en el restaurante debemos acceder por la parte izquierda de la casa por una puerta metida en la tierra y ahi reside uno de los puntos fuertes ya que el local es una galeria  forrada en piedra excavada en la tierra.Entrada Casa do roucoPosee varios comedores pero el más escpectacular consiste en una cupula empedrada.IMAG0041 IMAG0040 La entrada en la cupula se hace a traves de una puerta cuyos dinteles son los troncos de un arbol.IMAG0023Llegada la hora de la verdad nos sentamos en la mesa y nos cantaron la carta. Primer fallo, la carta es muy extensa pero no te la dan en papel ni con los precios. Eso en una tasca de menu del día es perdonable, en este tipo de locales no. Debio recitarnos cerca de de veinte platos de cocina tipica gallega, chuleton, solomillo, ensaladilla,etc…cuando acabo ya no nos acordamos del primero ni sabemos los precios.

De primero decidimos tomar una fabada con conejo y liebre (9€), dejaron la fuente y la ración era abundante y con muy buen sabor. Eso si la liebre debia ser rapida por que debia haber escapado de la fuente ya que carne habia poca. Fabas con conejo y liebreY luego vino el problema, cometimos el error de pedir unas zamburiñas. Nos trajeron la racion y apestaban. Tenian un olor a amoniaco, parecido al olor de la ria cuando esta la marea baja en un dia de calor. Se lo hicimos notar a la camarera y procedio a cambiarnos el plato pidiendonos disculpas. Parece ser que era una bandeja que habian abierto y iban a hacernos otras de otro lote. Nos trajeron el segundo plato y apestaban aun mas si cabe. Que te pase eso una vez es disculpable, pero dos intolerable. Te aseguras antes de poner el plato por segunda vez si esta correcto o nos dices que nos traes otra cosa sabiendo que la mercancia esta mal. Lo volvimos a comentar al servicio y nos lo retiraron sin ningun problema, la propia camarera nos reconocio que “algunas” si que olian mucho. Pues no ibamos a estar escogiendo esta si, esta no, esta me gust,a me la como yo… cual Chimo Bayo.IMAG0028Pasamos de pedir ningun otro primero más y que nos trajeran los segundos. Pedimos carne, entre dos pidieron un chuleton de vaca vieja (24€/kg) de 1.320 gramos. La carne era buena y estaba hecha al punto. Como pero decir que por el centro ya estaba frio, debian haberlo calentado un poquito mas o guardarlo en calor para que no se enfriase el centro.Chuleton vaca viejachuleton vaca viejaLos otros dos comensales nos decantamos por un solomillo (18€) servido con patatas fritas y pimientos del piquillo. La carne tenia muy buena textura en el paladar, sin fibras y delicado sabor. Con mi solomillo se les fue un poco la mano en la sal, no asi en el otro solomillo que se sirvio que si estaba en su punto. Aunque se habia pedido ese segundo solomillo pasado y venia al punto menos, con lo cual se devolvio para que lo remataran.Solomillo Casa RoucoVamos con los postres, tienen variedad  y muchos caseros. La tarta de milhoja casera (3.50€) estaba muy rica, con el punto justo de dulce. La ración era abundante con abundante crema y nata.Milhoja Casa do roucoLa tarta de queso casera (2.50€) tambien era casera y con muy buena textura y sabor. La tarta era la tipica de horno.Tarta de quesoY el último postre ya no era casero , una tarta de trufa (3.50€) que no defraudo. Una crema de trufa con cobertura de chocolate y base de bizcocho esponjoso.IMAG0039El pan (0.70€) estaba muy bueno,con una corteza dura y una miga consistente y con fuerte sabor al cereal.IMAG0027Finalizamos hablando del vino, tampoco habia carta de vinos y la camarera nos dice: ” Aqui la gente toma el mencia de la casa que es muy suave pero si quereis os traigo de botella”. Pedimos el vino de la casa entonces (7€), servido en jarra. El vino era suave y con buen sabor, el tipico vino joven afrutado y ligero. De color intenso y que dejaba bastante velo en la copa.Vino Casa roucoSe me olvidaba el cafe (1€) debe ser de lo malo que era. Era de pota y servido con aguardiente.

El local es bonito y muy original. Tiene mucho potencial pero no creo que vuelva, el detalle de las zamburiñas fue muy mal resuelto. La carne estaba bien pero otro fallo que resta puntos es el exceso de sal en un caso y servirla fria en otro caso. Otro detalle que deberian cuidar por muy rustico que quieran vender el local, aunque los precios nos lo sean, es el caso de no tener una carta escrita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *