Castillo de La Palma; Mugardos. A Coruña.

Ferrolterra tiene un enorme patrimonio arquitectónico histórico y lamentablemente la gran mayoría esta muy desaprovechado. Uno de sus mejores ejemplos es el precioso castillo de la Palma situado en la dos veces Real villa de Mugardos. Esta fortaleza perteneció a defensa y fue vendido en 2003 para hacer un hotel y en 2016 no hay hotel y el deterioro de las instalaciones es cada día mas evidente. El Concello de Mugardos ha tenido la brillante idea de conseguir que durante los fines de semana de verano se pueda visitar previa cita para dar a conocer esta joya de la arquitectura militar que defendía la base naval de Ferrol. Todo ese sistema defensivo,La Palma, San Felipe y San Martín hacían de la base un bastión inexpugnable, que se lo pregunten a los franceses de Henri D’Escobleau de Sourdis en 1690 o a los ingleses de Warren en 1800. Tuve la suerte de poder asistir a una de estas visitas donde nuestra guía Patricia nos dio una paseo de hora y media mostrándonos las instalaciones y su historia. Un diez para Patricia por su forma de contar la historia del lugar  y hacernos la visita de lo más amena.

Lo primero que vemos tras aparcar el coche es la bocana de la ría y enfrente su hermano, el Castillo de San Felipe que también os recomiendo visitar (ver articulo)100_8248

La puerta principal de entrada destaca por la estructura del antiguo puente levadizo que ya no existe por desgracia y podemos ver el foso seco de cuatro metros como primera medida defensiva. Os llamo la atención sobre las dos pequeñas torres que franquean el paso y que son el símbolo del cuerpo de ingenieros que en 1893 le dio el aspecto que tiene hoy en día a pesar de que el origen del castillo es de 1597. La fortaleza se asemeja mucho a los bastiones centroeuropeos que fueron destruidos durante la I Guerrra Mundial contruidos a finales del XIX.100_8246100_8142

A la derecha de la entrada encontramos un saliente, la caponera con diversas aspilleras para controlar y defender con fuego de mosquete a quien osase entrar sin permiso. Vistas desde fuera e interior.100_8141100_8152

Tras acceder vemos desde dentro el contrapeso del puente levadizo, hoy inútil como símbolo de la ingeniería de tiempos pasados.100_8146

A la derecha nos encontramos con la capilla, muy pequeña y en la que prácticamente cabía el capellán y sus monaguillos obligando a los soldados a oír misa a la intemperie.100_8161100_8200

A través de la sacristía, curiosamente mucho mayor que la capilla, accedemos a través de una escalera de caracol a las cubiertas donde veremos unas preciosas vistas a la ría y a su hermano que esta tan cerca y tan lejos. Sobre la capilla estaba la torre del reloj que con tres campanas con nombres de reinas marcaba los tiempos en castillo. La maquinaria esta expuesta en el museo militar de Coruña.


100_8158 100_8157 100_8156 100_8155

Tambien veremos los patios y el muelle a través del cual llegaban los pertrechos a la fortaleza y que mediante un ingenioso sistema de vagonetas con raíles facilitaban el transporte de las pesadas cargas de artillería pro todo el complejo.14238331_1141920312554140_5118987913300800755_n100_8160 100_8162

Desde aquí a la izquierda veremos una curiosa piedra redonda en la ría, O Cu da Raiña. Según cuentan las crónicas fue el primer lugar que piso Mariana de Neoburgo, segunda esposa de Carlos II cuando llego a España. Y no fue una feliz toma de contacto ya que resbalo y las reales posaderas tomaron contacto con el granito gallego. Debido al excelente trato dado por los mugardeses a la futura reina le fue concedido por Carlos II el privilegio de Real y eximio a sus quintos de servir en los ejércitos del Rey.100_8166 100_8165100_8167100_8164100_8163

Bajamos al polvorín, donde vemos el curioso sistema a base de unas plataformas giratorias para hacer girar las vagonetas.100_8181100_8180

El polvorín tenia diversas estancias en las que se fabricaban los cartuchos de fusil o se almacenaba la pólvora. Fijaros en esas piedras en el suelo, sobre esas piedras había un suelo flotante de madera que por un lado evitaba el contacto con la humedad del suelo y aireaba la pólvora.100_8182

Este es el único sitio del castillo con ventanas grandes y sin rejas. ¿Por que? Para poder evacuar el polvorín en caso de emergencia y como ventilación. Las ventanas tenían como peldaños para poder escalarlos.100_8183 100_8188100_8237

Vamos ahora las casamatas donde se encontraban los cañones que disparaban a través de las troneras. Cada cañón estaba en su casamata correspondiente y protegido con gruesos muros de su vecino para minimizar los efectos de una explosión bien accidental o el impacto de un atacante.100_8197 100_8199100_8196

Quizás una de las imágenes mas bonitas del interior de la fortaleza el pasillo, el juego de luces y sombras con el color de la piedra.100_8193

Los tiempos cambian y con llegada de los aviones y misiles la misión de estas defensas se volvió anticuada y durante la guerra civil el complejo se transformo en prisión militar, y aquí tuvo durante dos años como huésped a Tejero. Quizás el hecho por el que es mas conocida la historia de la fortaleza. La fabrica del ala de prisión donde estaban los arrestados es mas moderna lógicamente Veremos las habitaciones con sus baños y vistas a la ría donde cumplían sus arrestos los militares. Pero ojo , aquí no estuvo Tejero, era un Teco y hasta en prisión hay grados. Lamentablemente esta zona esta destrozada ya que en 2011 reventaron todas las instalaciones e hicieron agujeros en la piedra para llevarse el cobre.100_8204 100_8205 100_8206

Y por supuesto disponían de cantina en la zona de de las celdas, donde se ha visto un cuartel aunque sea prisión sin cantina.100_8215

Bajamos al nivel inferior a la otra entrada, el muelle. Un lugar con mucho encanto tras pasar bajo un puente  y por donde llegaban las mercancías y empezaba el sistema de raíles.100_8179100_8175100_8222100_8221100_8223

Aquí estaba el calabozo por si te pasabas de vueltas para que te enfriases un poco. Y también la zona de servicio donde se encontraban las cocinas, comedores, letrinas, lavanderías Fijaros en los pilones para lavar la ropa.100_8220 100_8218100_8230 100_8231 100_8233 100_8224 100_8225

Subimos por una empinadas escaleras y recorrimos el interior del pasillo de aspilleras para defender con fuego de fusil una de las paredes que dan a tierra.100_8234 100_8235

Volvemos al nivel superior donde ahora si vemos las dependencias de habito Tejero durante dos años, consistentes en un par de habitaciones al lado de la entrada principal. En suelo no es parquet, es Sintasol, calidad Made in Spain. Producto decorativo sesentero por excelencia.100_8239 100_8242 100_8244

Con esto damos por finalizada la visita a esta fortaleza y que os recomiendo encarecidamente. Me dejo muchas cosas en el tintero ya que la historía de la zona es muy rica pero no da tiempo a todo. Las visitas son posibles previa cita en el teléfono de la oficina de turismo de Mugardos 630 885 761en horarios de 17:30 o 19:00 viernes , sábado y domingo hasta el 30 de septiembre. Muchas gracias Patricia por tus amenas explicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *