Bodegón Os Concheiros, pulpería. Santiago. A Coruña.

Price:
14€

Reviewed by:
Rating:
3
On 24 Abril, 2015
Last modified:24 Abril, 2015

Summary:

Una mítica pulpeira de Santiago.

Hoy voy a hablaros de una de las pulpeiras míticas de Santiago. Un local que contrasta  con el último artículo que publique en el que se apostaba por la modernidad, aqui vamos  a lo contrario. Un bodegón que esta igual que hace 20 años o más, en el que sus señas de identidad son el pulpo y el jamón asado. Si algo funciona para que vamos a variar.

Os concheiros
El local es grande con mobiliario de madera , suelo de terrazo y sin diseño de ningun decorador de prestigio, ni lamparas firmadas por Philip Stark. El unico recurso decorativo son unos barriles de madera. Tampoco lo necesitan, es una pulpeira.Os concheiros
¿Que pedimos? Pues pulpo, claro.  Me gusto, en su punto de coccion, bien sazonado y el toque de gracia que a mi me gusta. La ración tenia el tamaño correcto aunque me acuerdo hace muchos años, cuando visite el local por primera vez, en que el tamaño era el modelo “montaña”.pulpo os concheiros
Por recomendación del padre uno de los compañeros de pitanzas que fue el que nos invito para celebrar su cumpleaños, tomamos tambien un delicioso jamon asado cortado en finas lonchas, y con una salsa de lo más sabrosa. El jamon tenia un color precioso y en boca con un tacto muy jugoso gracias a la salsa.Os concheiros
El pan estaba bien sin más, ya sabeis que a mi me gusta mojarlo y más en el buen aceite del pulpo o la rica salsa del jamón.Os concheiros
El vino que tomamos fue el tipico tinto barreiro de granel que es lo que mejor marida con el pulpo. Se dejaba beber y no era necesario meterle mucha gaseosa, ¡ahh el vino con gaseosa para tomar con el pulpo! Lo de echar una bebida carbonatada al vino ya hace mucho que esta inventado, amigos del calimocho.
Os Concheiros es una pulpería de las de “toda la vida” de Santiago donde tomaremos un buen pulpo en un ambiente tipico de pulpeira y ademas nos encontraremos con un grata sorpresa como el jugoso jamón asado. Y por supuesto agradecer a Don Joaquín su amable invitación y las risas que nos echamos ese día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *