Taberna O Mexillón. Carballo.

Price:
18€

Reviewed by:
Rating:
3
On 5 Abril, 2014
Last modified:2 Octubre, 2016

Summary:

Un clásico local de Carballo que merece la pena visitar para tomar un vino por su decoración antigua y su ambiente.

El sábado pasado visitamos uno de los locales con más solera de Carballo, a Taberna O Mexillón, una taberna de las de antes pero no cutre, ojo, no lo confundáis. El local recuerda a las tabernas de antaño, con el techo en madera, mesas antiguas, vintage que dirían los hipsters. Taberna o mexillonO mexillono mexillono mexillon

Vamos con la comida, la carta tiene un poco de todo, abundando las típicas raciones de tortilla, raxo y demás.Carta O MexillonCarta O mexillon

Mientras estábamos decidiendo que pedir, la casa nos puso un pincho de cecina con un chorrito de aceite de oliva. ¡Un buen detalle!Cecina O MexillónTras muchos dimes y diretes nos decantamos por compartir varias raciones. Empezamos por unas croquetas de bogavante (9€). Eran redondas, por supuesto caseras, con una corteza dura y jugosas por dentro.Croquetas BogavanteCroquetas bogavante O mexillon

Seguimos con unos chipirones a la plancha con patatas (9€), los chipirones eran más bien pequeños y sin ser nada del otro mundo estaban correctos.Chipirones O mexillon

Le atacamos también a unas navajas (12€), que estaban un poco pasadas de más para mi gusto, eso si no tenían arenas.Navajas O mexillon

Como fin de fiesta se pidió la tortilla grande (15€), una tortilla con mucho huevo y muy gruesa. Estaba un poco sosa para el gusto general de la mesa, y yo me encontré con alguna patata que no estaba bien, pero eso solo lo sabes cuando la muerdes. No es achacable al local. Sin estar mal no me acabo de convencer.tortilla o mexillontortilla o mexillon

Para acompañar el ágape, tomamos un clásico ribeiro, Viña Costeira (10€), personalmente no es un vino que me entusiasme. Un vino correcto y que cumple sin más. La bodega del local es amplia y con abundancia de vinos de la tierra.Viña Costeira

Podría definir este local como una taberna de las de antes, con mucho ambiente además. La recomendaría para ir a tomar unos vinos o un tapeo simple, mas por el local que por la comida en sí, que sin estar mal no me pareció nada del otro mundo.

Por cierto, esta ha sido la crónica que más ha costado escribir, no porque no encontrase las palabras, no no no. La informática y la madre que la pario, cuando no era un problema era otro…al final los pude resolver para daros a conocer este peculiar local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *