As Garzas en Barizo, Malpica

Vamos a comentar hoy un restaurante al que creo que todo el mundo debe ir  por lo menos una vez en la vida y acompañado de alguien especial a pesar de que hablamos de un  precio medio de 50€. Pero cuando la compañia lo vale, ¡que importa el dinero¡. Además este restaurante se le concedio una estrella Michelín en 2009.

As Garzas esta enclavado en el precioso lugar de Barizo, a unos seis kilometros de Malpica en la carretera une dicha localidad con  Ponteceso , casi a pie del mar en un chalet estilo años 80 con unas grandes cristaleras.

Y estas son las vistas al pie de la carretera de acceso, a 30 metros del restaurante desde donde se ven las Sisargas al fondo.

 

Entramos en un comedor muy agradable y nos sentamos en una mesa al aldo de las cristaleras ( os recomiendo pedirla si reservais y vais con alguien especial). Tras lo cual la maitre nos dio la carta breve pero suficiente en la que abundaban platos tipicos de cocina gallega y siendo en Malpica el sabor a mar predominaba en ella.

Pedimos unas almejas, las cuales eran grandes y estaban ricas pero sin ser sobresalientes lo que si nos parecio escasa la racion para los 30€ que costaba.

Se piidio tambien un arroz de mariscos para dos personas el cual abundaba en mariscos como podreis ver. Estaba muy rico, lo recomiendo si os gusta el arroz caldoso de mariscos.

Tambien nos decidimos a tomar rape en las dos variedades que nos proponian. La primera era con una ajada en blanco( sin pimentón) con grelos. El tamaño de la ración era generoso y delicioso, a mi modesto entender uno de los rapes mas sabrosos que he probado.

El otro rape era a la gallega con la tipica ajada con pimentón, patata cocida con guisantes y desde luego no defraudo.Hablemos de postres. Para empezar una pequeña critica, comparativamente nos parecieron caros a pesar de  estar hablando de un restaurante de cierto nivel. El precio medio era de 10€, excesivo para lo que al final se ofrecia. A su favor hay que decir que estaban buenos.

Cañitas de O Carballiño con mirabeles. Como anécdota en la carta figuran como cañas fritas y le pregunto a la camarera si erán como las del Carballino y me dijo que no. Juzguen ustedes.

Nube de naranja con toffe y helado de vainilla, con un sabor muy suave y delicado.

Cañitas de piña rellenas de arroz con leche, unas cañitas hechas con piña tostadita con cierto aire a crema catalana y rellenas de un arroz con leche en su punto acompañadas de helado. Este fue el mejor de los postres a juicio de los comensales.

Todos estos platos los acompañamos de un godello, Godeval (18€) que maridaba perfectamente con los platos escojidos. Respecto a la bodega comentar que tenia abundantes referencias y a unos precios que tampoco nos parecieron desorbitados teniendo en cuenta el tipo de local.

En resumen un restaurante de precio alto pero justificado en la alta calidad del producto y el esmero de su cocina y que recomiendo para ir con alguien especial.
Espero que os guste y gracias por vuestra atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *